El rol de la radio en el hogar

01El desarrollo de la radio fue imparable. En pocos años la expansión de emisoras de radio y la venta de receptores fue exponencial en todo el mundo.

Hacia mediados del siglo pasado, una nueva invención marcaría otro hito en el mundo de la radio, ya que las emisiones no dependerían de tener músicos en vivo para que sus oyentes disfrutaran de buena música o sirvieran de fondo musical a los programas. Había nacido el magnetófono.

Ya la radio no tendría que ensayar -como lo hacían los grupos de teatro- para poder sacar en vivo su mejor trabajo. Ahora podían darse el lujo de grabar, borrar errores, incorporar efectos de sonido, etc. Es decir, se podían hacer programas antes de sacarlos al aire.

Esto no solo permitía un descanso de los programas en vivo para los oyentes, sino que fue un gran alivio en el acelerado trabajo de la radio.

En todos los hogares, la radio comenzaba a tener un lugar protagónico, donde se reunían los miembros de la familia para escuchar la música, las noticias, los juegos de pelota o cuanto programa transmitieran por esa caja mágica.

No faltó quien estuvo en contra de esta creación considerando que los libros y los medios de comunicación impresos perderían fuerza e importancia y quienes casi presagiaron que estos morirían. Sin embargo, no fue así. La radio tomó su lugar en los hogares y seguían conviviendo con las bibliotecas donde reposaban para la consulta ciento de libros.

Cuando nace la televisión ya el rol protagónico y familiar de la radio pasa a ser un rol de uso individual. Ahora, la radio no se le escucha en familia, sino que se convierte en compañía para los espacios individuales, ya no solo dentro del hogar, sino fuera de ella. Esto cuando se inventaron las radios portátiles.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *