Producción Nacional Independiente

pni-185x85En los países latinoamericanos el acceso para realizar un programa de radio era un privilegio que únicamente tenían los dueños de esos medios de comunicación.

Aún cuando las empresas sean las dueñas de los equipos, mobiliarios e inmobiliarios utilizados para la transmisión de un programa de radio, el espectro radioeléctrico que se les asigna, lo hace el Estado en nombre de todo el pueblo. Esto no significa que las empresas deban tener el exclusivo derecho de decidir quién hace un programa de radio o qué programa puede o no transmitirse.

En los últimos años y sobre todo en los países de la región con tendencia progresista, se ha abierto ampliamente las posibilidades de que personas que no son nómina dentro de las empresas de radio, pero que tienen cosas que decir a través de las producciones radiales, puedan hacer a través de la figura de Productores Nacional Independientes (PNI).

La programación diaria de una empresa de radio debe transmitir por lo menos una cantidad de horas definidas en ley, de programas realizados por PNI. A diferencia de los programas realizados por los trabajadores de la radio, que generalmente siguen la línea editorial del dueño de la radio, los PNI tienen más libertad de acción, lo que imprime a la radio en general mayor pluralidad en los temas abordados.

Este avance en cuanto a libertad de expresión abre la puerta a miles y miles que profesionales que tienen la posibilidad de utilizar un medio tan poderoso como lo es la radio, para hacer llegar su mensaje. Movimientos sociales, estudiantes, profesionales de la nutrición, feministas, músicos independientes, etc, convertidos hoy en PNI, tienen la posibilidad de tener un programa sin tener que pagarle al dueño del medio por la transmisión. Ya que el dueño del espectro radioeléctrico (la nación) se lo otorgó a los PNI a través del Estado.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *